El himno del IBP es una composición del hermano Albeiro Novoa, pastor en la ciudad de Cali, el cual refleja en el coro una abierta invitación a los estudiantes y maestros del IBP a llevar la palabra de Dios a los perdidos.

En la primera estrofa describe desde diferentes perspectivas la palabra de Dios, otorgándole en una exquisita melodía la simbologóa bíblica adecuada.

La segunda estrofa, refleja la visión que quiere compartir el IBP al estudiante de llevar a cabo la labor de prepararse con argumentos sólidos forjados a través de la capacitación para defender y enseñar la verdad del evangelio.

En la tercera y ultima estrofa se sintetiza la misión del IBP y se invita al maestro a enseñar la verdad del evangelio.

 

 

Himno Instituto Bíblico Pentecostal

I ESTROFA

Oh alma mía regocíjate en su ley
Pues día y noche en ella yo meditaré,
Pues como miel es su palabra a mi boca
Y más deseable que el oro afinado,
Ella es espada es martillo y es cincel
Ella es el fuego que purifica mi ser
Es la semilla, es el espejo y es la leche
No adulterada que me ayudará a crecer.

/CORO/

/Toma la biblia estudiante en vuestras manos
ábrela al mundo que perdido está
ella es la luz que iluminará esta patria
de los que gimen y añoran libertad/

II ESTROFA
Eres alumno profesante de la fe
Que con denuedo quieres estudiar su ley
Para salir en la defensa valerosa, de la verdad,
de la justicia y de la fe.
Se cual soldado que milita en el Señor
Venciendo todo argumento y altivez
Que se levanta contra los que a Dios conocen
Pero hay victoria en Jesús está el poder.

III ESTROFA

El Instituto Bíblico Pentecostal
Es  dedicado a instruir y proclamar
El conocimiento de la palabra divina
Que hace perfecto preparado para obrar
Y tu maestro que en aula has de enseñar
Recuerda siempre que el Señor contigo está
Como el Maestro de maestros elegido
Enseña pues que Jesucristo es la verdad.